SEVILLAINFO
  Inicio / Actualidad
  Reserva de Hoteles

  FOROS

SEVILLA
  Como llegar

  AGENDA-Donde ir

 Farmacias
  Donde comer
  Reservas ON-LINE
  Fiestas
  Fotografías
  Rutas
  Monumentos

  Conventos

  Puentes
  Museos
  Especiales / Fiestas
  Flamenco
  Guías
ANDALUCÍA
CADIZ
CORDOBA
MALAGA
GRANADA
MADRID
BARCELONA
SERVICIOS
  Rent a Car
  Acceso Usuarios
  Privacidad
  Agregar a Favoritos
  Libro visitas
  Contactar

FOROS DE ANDALUCIA

RUTAS TURISTICAS
Buscar en

 

RUTAS, CAMINOS Y VÍAS VERDES
Todas las rutas
Sevilla: - Ruta 1 - Ruta 2 - Ruta 3 - Ruta 4 - Ruta 5 - Ruta 6
Caminos - Camino de Santiago
Ruta por la Provincia: - Washingtong Irving - Bético Romana - de la Plata - del Agua - del Tempranillo
- Artealia, Campiña Monumental - Caminos Pasión -
Vías Verdes: - del la Sierra - de los Alcores - de la Campiña - Itálica

Rutas

 
notas:

Ruta 1
Para descubrir Sevilla en muy poco tiempo, autobús turístico en una hora y media

Ruta 2
Barrio de Santa Cruz a pié, todo el día

Ruta 3
A través del Barrio de Santa Cruz a pié en media Jornada

Ruta 4
Esta ruta se desarrolla a pié por diversos barrios aledaños a la zona Centro

Ruta 5
Las calles mas famosas y visitadas de la zona Centro de Sevilla

Ruta 6
Una interesante ruta a pié desde el centro al parque de Maria Luisa

[VER RUTAS
POR SEVILLA ]

 

RUTAS por SEVILLA CAPITAL

RUTA 5 - Barrios zona Centro

RECORRIDO A PIÉ POR EL CENTRO DE SEVILLA
Duración
total: UN DÍA

ITINERARIO
Palacio Arzobispal, Catedral, Plaza de Doña Elvira, Hospital de los Venerables, Ximenez de Enciso, Santa María Blanca, Cépedes, San Bartolome, Levies, Plaza de la Mercedarias, Conde de Ibarra, San José, San Isidoro, Cuesta del Rosario, Plaza del Salvador, Plaza de San Francisco.

RECORRIDO
Este recorrido comenzará en la Plaza de la Virgen de los Reyes. En ella encontraremos en el centro una fuente que nos servirá como punto de orientación, ya que enfrente nos encontramos con la torre de la Giralda y a nuestra derecha el Palacio Arzobispal. Primer edificio de esta ruta, es la residencia oficial del Obispo de Sevilla. Su construcción ocupa el anterior solar de unas casas que dono en 1251 Fernando III al Obispo Don Remondo. El acceso al Palacio se realiza por la portada barroca, cuyos autores son Lorenzo Fernández de Figueroa y Diego Antonio Díaz y realizada entre 1703 y 1705, una vez dentro, podemos ver dos de los tres patios, son de estilo manierista. Al fondo del segundo se encuentra el Archivo General del Arzobispado, que reúne documentación eclesiástica de toda la Archidiócesis de Sevilla. Uno de los elementos más singulares de este Palacio es su escalera de un sólo tiro y tres tramos, diseñada por Fray Manuel Ramos en el siglo XVII. Su cúpula está adornada con pinturas murales, siendo su autor Juan de Espinal. En sus salones se conserva una colección pictórica con obras de Zurbaran, Herrera el Viejo, Murillo, Pacheco, Zamora, ...aunque gran parte de esta colección se perdiera con la invasión francesa al instalar el mariscal Soult su cuartel general en el Palacio y saquearlo entre 1808 y 1810.

A la salida, a la derecha, a los pies de la Giralda, tenemos el acceso a la Catedral, es la tercera mayor del mundo, inscrita en el Libro Guiness de los records ya que ocupa dos hectáreas, además de ser el mayor templo gótico del mundo es el tercero en dimensiones tras San Pedro en Roma y el de Londres.

Su interior contiene una de las mayores colecciones escultóricas, de la que se continúa haciendo hoy día inventario, dada su cantidad y calidad. Comenzamos con la Capilla Real diseñada por Martin Gainza en 1551 y con cúpula de Hernan Cortés II, en ella se encuentra la Virgen de los Reyes, talla gótica del siglo XIIl, que acompaño a Fernando III en la conquista de la ciudad, es la actual Patrona de Sevilla, y en los laterales veremos distintos mausoleos. Continuaremos hacia el Retablo Mayor, la mayor construcción de este tipo de la cristiandad, cuya obra duró más de ochenta años (1480-1560). Encontraremos obras como el Cristo de la clemencia en la Sacristía de los Cálices, tallado en 1603 por Martínez Montañez, la Inmaculada conocida con el sobrenombre de "La Cieguecita", junto a otras esculturas de Juan de Mesa, Alonso Cano, etc.,

Junto a la Puerta del Príncipe, se encuentra el sepulcro de Cristóbal Colón diseñado por Arturo Mélida en 1891 para la Catedral de la Habana y colocado en esta zona en 1902.

Las vidrieras, portadas, capillas son numerosas y todas ellas con distintos detalles, y escenas religiosas cargadas de simbología para el mundo cristiano.

Tras el Museo de Bellas Artes, la Catedral es la segunda pinacoteca de la ciudad, por los innumerables lienzos que se guardan en su interior. Veremos cuadros de Murillo, Zurbarán, Goya, frescos como el de Nuestra Señora de la Antigua, en la capilla bajo la misma advocación, realizados en el siglo XIV, a la que se encomendaban los viajeros que partían hacia América, además de obras de otros prestigiosos pintores

Entre las obras de orfebrería, destaca en plata la Custodia procesional, repujada entre 1580 y 1587 por Juan de Arfe, y la urna que contiene el cuerpo incorrupto de San Fernando, realizado por Juan Laureano de Pina en 1719. Otros espacios que debemos de ver son la Sacristía de los Cálices, en cuyo interior se conservan reliquias de gran valor para la religión católica, como un trozo de madera de Jesucristo, espinas de la corona, huesos de santos..., otros espacios son también la Sacristía Mayor y la Sala Capitular.

Desde la Catedral podemos acceder por una de las puertas al Patio de los Naranjos, antiguo patio de la mezquita almohade y por otra puerta acceso a la Catedral, llegaremos a la pequeña puerta por la que entraremos en la antigua torre alminar de la mezquita almohade. Se comenzó a construir en 1184 por orden del sultán Abu Yusuf Yaqub Yusuf que encarga su construcción al arquitecto Ahmad ibn Baso, su base es de piedra que procede de otros edificios romanos.

Hoy día está coronada con una veleta colocada en 1568, que representa el triunfo de la Fe. Subimos por interior a través de rampas realizadas en ladrillo, por las que antiguamente el muecín subía a caballo a una altura de casi 100 metros para la lectura del Corán. Desde este campanario y mirador podemos contemplar una magnifica panorámica de la ciudad.

Una vez fuera del recinto catedralicio, cuando salgamos a la Plaza de la Virgen de los Reyes, giraremos hacia la derecha, donde en la acera de enfrente nos encontraremos con el Convento de la Encarnación, de monjas agustinas, que formaba parte del extinguido Hospital de Santa Marta, fundado en 1385. Al salir, continuaremos por la misma acera y llegamos a la Plaza del Triunfo presidida por el monumento a la Inmaculada, obra de Lorenzo Collaut Valera en 1917 y realizada por suscripción popular. Cada madrugada del 8 de diciembre, esta escultura de la Virgen, recibe el homenaje de las tunas.Continuando por la misma acera, a pocos metros y hacia la izquierda, en la misma plaza, se encuentra la Sala de Exposiciones de la Diputación Provincial, antiguo Hospital del Rey, junto al Patio de Banderas, salida del Real Alcázar y uno de los accesos a la antigua judería. Giraremos a la izquierda por la calle Romero Murube aledaña a las murallas del Alcázar y subiremos hacia la Plaza de la Alianza, para continuar por la calle Paseo de Andreu, donde giraremos la primera calle a la derecha hasta llegar a la Plaza de Doña Elvira, donde encontraremos comercios de artesanía, cerámica, ... tras las posibles compras, seguiremos caminando por la calle Gloria hasta llegar al Hospital de los Venerables Sacerdotes. Fundado en 1675 por el canónigo D. Justino de Neve, En su interior encontraremos uno de los más bellos patios sevillanos, diseñado por el arquitecto Leonardo de Figueroa, en el que destaca especialmente su fuente circular. Su iglesia se inauguró en 1698, y está consagrada en honor de San Fernando, conquistador de la ciudad. En su interior encontraremos pinturas murales en el presbiterio y en la sacristía, cuyos autores son Valdés Leal y su hijo Lucas que realizó las de la bóveda y los muros de la nave. A la salida tomaremos por la calle Reinoso y calle Lope de Rueda, calle muy estrecha como veremos, hasta llegara a la calle Santa Teresa donde podremos visitar la Casa de Murillo, ambientada según el gusto del siglo XVII, en que la vivió cierto tiempo el pintor sevillano. A la salida, justo enfrente, se encuentra el Convento de San José del Carmen, en su interior, se guardan objetos personales de Santa Teresa, como el manuscrito de "Las Moradas" o su retrato pintado por Fray Juan de la Miseria. A la salida nos dirigiremos hacia la calle Ximénez de Enciso, y giraremos a la derecha, al final de esta calle nos encontraremos en la calle de Santa María la Blanca. Aquí se encuentra el Palacio de Altamira, antigua residencia de los Duques de Béjar y sede de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. El origen del Palacio se remonta al siglo XIV. Aunque su fachada ha sido retocada, esta distribuida en pilastras pareadas y es del siglo XVII. Continuando por la misma acera, nos encontraremos a pocos metros a la iglesia de Santa María la Blanca, situada sobre el solar de una sinagoga judía. La actual estado se debe a la reforma que tuvo en 1662. En su interior, su planta presenta tres naves, divididas por columnas de mármol rojo. Sus bóvedas están cubiertas por yesos, que se atribuyen a los hermanos Borja. Entre las obras que veremos en su interior, se encuentran las pinturas de la Sagrada Cena de Murillo y la Piedad de Luis de Vargas.A la salida, a pocos metros, tomaremos por la calle Céspedes, esta zona es el barrio de San Bartolomé que, junto a la de Santa Cruz, constituían la antigua Judería sevillana. Continuaremos caminando por esta calle hasta el segundo cruce de calles, en este caso a la derecha está la calle Virgen de la Alegría, por la que llegaremos a la Parroquia de San Bartolomé, inaugurada en 1806, su arquitecto fue José Echamorros y de estilo neoclásico. Su interior presenta una planta de cruz latina, con cúpula semiesférica sobre tambor octogonal. Del siglo XVI es la Virgen de la Alegría, que se atribuye al escultor Roque de Balduque, aunque restaurada en el siglo XVIII. La Capilla Sacramental, se encuentra cerrada por reja del siglo XVI. Al salir de la parroquia volveremos por la calle Céspedes para continuar hacia la calle Levíes en la que se encuentra la Casa de Don Miguel Mañara, una casa típica con patio sevillano. Junto a la calle Levíes, se encuentra la Plaza de las Mercedarias, en la que hallaremos dos conventos de monjas, uno frente al otro, el de las Salesas Reales y el de las Mercedarias de San José en la misma plaza. El Convento de las Mercedarias de San José perdió durante la Guerra Civil, la mayoría de su patrimonio. Mientras que el Convento de las Salesas Reales, es una construcción contemporánea, del arquitecto Aurelio Gómez Millán. Continuaremos caminando por la calle Conde de Ibarra, y llegaremos a la Parroquia de San Nicolás, construida en el siglo XVIII y consagrada en 1758, el edificio presenta en su interior una planta que se divide en cinco naves que se separan por columnas de mármol. En el altar mayor, el frontal de plata de estilo rococó, su autor fue Juan de Garay en 1790-1. Entre las esculturas que podemos ver, están el Nazareno de la Salud, obra de Francisco de Ocampo realizado en el siglo XVII, y la imagen de San José, realizada en 1678 por Francisco Antonio Gijón. A la salida continuaremos por la calle Conde de Ibarra y enlazaremos con la calle San José, en el número 3, veremos la Casa de los Condes de Ybarra, palacio del siglo XVIII. Para continuar hacia las calle Muñoz y Pavón, calle Perla, para finalmente la calle San Isidoro, en la acera de la derecha se encuentra la Parroquia de San Isidoro, a la que rodearemos para ver su fachada principal desde la esquina de la calle Luchana y la calle Augusto Plasencia. Este templo es de la segunda mitad del siglo XIV. Dispone de una torre-fachada, levantada en 1749 por Jiménez Bonilla.En su interior veremos una planta separada en tres naves. En el altar mayor, se encuentra el lienzo que representa el Tránsito de San Isidoro, realizado en 1613 por Juan de Roelas. Hay varias pinturas de Lucas Valdés que se exponen en la Capilla del Sagrario, además de las esculturas del Cristo de la Sangre, de estilo gótico, y de la Virgen de la Salud, del siglo XVI. A continuación nos dirigimos por la Cuesta del Rosario hacia la Plaza del Salvador, en el camino, nos encontraremos una primera plaza a la derecha, es la Plaza de la Pescadería, antigua plaza donde se realizaba este comercio, continuando en la primera calle de la derecha, se encuentra la Plaza del Pan, en cuya acera izquierda se encuentran pequeños comercios anexados a los muros de la Parroquia del Divino Salvador. Continuaremos hacia la Plaza del Salvador, antiguamente, esta plaza estuvo rodeada de soportales, que hoy día se mantienen en una parte, en los que veremos distintos comercios y tabernas. A la derecha, se encuentra la Parroquia del Divino Salvador, es un templo que se encuentra hoy día en proceso de restauración, durante siglos fue Colegiata, construido entre 1671 y 1712 y es de estilo barroco. La construcción es de los maestros arquitectos Leonardo de Figueroa y Diego Antonio Díaz. Junto a ella está su Patio de los Naranjos y el arranque de la torre son los principales restos que se conservan de la primitiva mezquita de Ibn Adabbás, levantada en el siglo IX. En el interior hallaremos una colección de retablos del siglo XVIII. Los que más destacan son: el mayor, obra póstuma de Cayetano de Acosta, realizado entre 1771 y 1779; el que hace portada a la Capilla Sacramental, realizado por el mismo autor que el anterior, entre 1756 y 1764, y el retablo - camarín de la Virgen de las Aguas, cuyo autor es José Maestre y realizado en 1724.En sus altares se veneran imágenes como el Nazareno de Pasión, realizado entre 1610 y 1615 por Juan Martínez Montañés, la imagen de San Cristóbal también del mismo autor y realizado en 1597; el Crucificado del Amor, realizado en 1618 por Juan de Mesa y la Virgen de las Aguas, réplica de estilo gótico de la Virgen de los Reyes.A la salida y justo enfrente, se encuentra la parroquia y el Hospital de Nuestra Señora de la Paz, conocido como de San Juan de Dios. Construido en 1574, fecha en la que se hizo la portada de su iglesia, que posteriormente, en el siglo XVIII fue reformada.En su interior, el edificio presenta una planta distribuida en tres naves, de estilo barroco, sus techos están cubiertos por yesos y cuenta con una cúpula sobre el crucero. Los muros laterales están recubiertos por un zócalo de azulejería, de 1771. La escultura que más destaca es la de San Andrés en el altar mayor, obra de Francisco de Ocampo en 1613.A la salida giraremos hacia la derecha, por delante de los soportales y tomaremos la calle Manuel Cortina y calle Francisco Bruna, donde encontraremos en el camino de bajada hacia la Plaza de San Francisco el monumento a Cervantes, en el solar que en su día fue la Real Cárcel de Sevilla, en la que el escritor estuvo preso en 1597.Una vez en la Plaza de San Francisco, a nuestra izquierda se sitúa el edificio de la Antigua Real Audiencia, hoy día sede de una entidad financiera, la Caja de Ahorros San Fernando. Su portada es clasicista, atribuida a Alonso de Vandelvira y realizada entre 1597 y 1606, si bien a principios del siglo XX, fue retocada por Aníbal González por incendio que sufrió el edificio. Una vez en su interior, tras pasar el vestíbulo, llegamos al patio central, que se encuentra rodeado por una galería donde se exponen lienzos que representan el Apostolado.

A la salida, volvemos nuevamente a la Plaza de San Francisco centro de la ciudad y punto final de esta ruta. En esta plaza se encuentra justo enfrente el Ayuntamiento. En ella se celebraron desde corridas de toros, los autos de fe de la Santa Inquisición y hoy día, además de ser un punto clave en la "Carrera Oficial" de las Cofradías de Semana Santa en su estación a la Catedral, es lugar de exposiciones temporales.

© SevillaInfo.com 2004 - 2009 / Reservados todos los derechos / Política de Privacidad